5 pasos para limpiar tu tostador

Sin duda, el tostador es uno de los mejores aliados de nuestros desayunos. Es un electrodoméstico que utilizamos a diario para todos los miembros de la casa. Las tostadas son unos de los mejores manjares para comenzar el día. Al tener mucho uso, la limpieza de este aparato también debe ser regular. Te compartimos unos consejos para que aprendas cómo limpiar tu tostador. No sólo para que a nivel estético esté más bonito, sino para que mejores su funcionamiento y su rendimiento.

Cómo limpiar un tostador ¿que necesitas?

Para que la limpieza de tu tostador sea efectiva debes utilizar:

Agua y jabón
Cepillo de dientes
Papel de periódico
Vinagre o limpiacristales
Esponja
Bicarbonato de sodio
Sal gruesa y cinta adhesiva

Paso a paso de como limpiar tu tostador:

Lo primero y el paso fundamental antes de empezar la limpieza de tu tostador es desenchufarla. Te puede parecer una obviedad, pero nos vemos en la obligación de recordártelo porque la corriente eléctrica puede jugarte una mala pasada.

-El papel de periódico sirve para facilitar la limpieza. Como las principales culpables de la suciedad en una tostadora son las migas, el papel de periódico te va a ayudar a no ensuciar demasiado. Pon un papel de periódico debajo de la tostadora y al finalizar la limpieza sólo tendrás que recogerlo y tirarlo, en vez de dedicarte a recoger todos los restos de la limpieza de tu encimera.

-Limpia el interior. Lo primero que debes hacer si quieres saber cómo limpiar un tostador, es retirar la bandeja de las migas y sacudirla. Para realizar una limpieza más profunda te aconsejamos que limpies bien la bandeja con agua y jabón, ayudándote con una esponja y más tarde la seques. Para que la limpieza del interior sea más efectiva te puedes ayudar con un cepillo de dientes. Es una forma de llegar a las partes más estrechas y de mayor dificultad de tu tostador.

-¿Y la sal gruesa? Sorprendentemente la sal tiene una serie de propiedades que te ayudarán a quitar los trozos de pan carbonizados que se acumulan en el tostador. Por este motivo, debes introducir la sal por la ranura de tu tostador. Coloca un papel antigrasa en la ranura y sujétalo con cinta adhesiva. Dale la vuelta a tu tostador para que los restos carbonizados caigan sobre el papel. Es muy importante retirar la totalidad de la sal. El motivo es que si no se retira correctamente puede provocar la oxidación del interior. Por ello, volvemos a recalcar que la sal debe ser lo más gruesa posible.

-Una vez que tenemos limpio el interior, toca la parte exterior. Si tu tostador es de plástico, mezcla agua con una cucharada de bicarbonato y con la ayuda de una esponja, procede a limpiarla. Si quieres ponerle matrícula de honor a tu limpieza, utiliza un pulverizador con vinagre para mejorar aún más el resultado. Verás que el combo de limpieza de vinagre y bicarbonato tiene resultados sorprendentes. Si en cambio tu tostador es de acero inoxidable,  puedes utilizar para su limpieza exterior el limpia cristales.

Si estás pensando en cambiar tu tostador o adquirir uno acá te dejamos una serie de buenas opciones que Electrónica Panamericana tiene para ti.

Opción 1. http://bit.ly/2LW5KNb
Opción 2. http://bit.ly/2Kzi99c
Opción 3. http://bit.ly/3ovaTKh
Opción 4. http://bit.ly/2LVdCyD